Tag

Destacados Del Mes

Browsing

Con el objetivo de unir a la industria vitivinícola de la provincia y recorrer cada una de sus zonas a través de sus vinos, el próximo viernes 26 de abril, se realizará una cata técnica que reunirá a los principales viticultores de San Juan.

Organizado por la productora Caminos del Vino, el evento denominado Viticultores de San Juan, reunirá a destacados enólogos, ingenieros agrónomos y referentes de la industria, quienes podrán intercambiar ideas y conocimientos, en un encuentro sin precedentes.

La reunión surge a partir de varios viajes realizados a los distintos valles y zonas vitivinícolas de San Juan realizada por la productora Caminos del Vino.

Este año la idea es reunir a los técnicos de más de 30 proyectos, para analizar cada zona, compartir sus vinos y generar un diagnóstico de la actualidad y el futuro de una de las provincias más importantes en la producción de uva de Argentina. 

El evento se realizará el viernes 26 de abril en el histórico museo Santiago Graffigna que recientemente reabrió sus puertas al público. Este emblemático espacio, que está abierto al turismo y que forma parte de los Caminos del Vino de la provincia, hace referencia a la familia Graffigna, pionera de la industria del vino sanjuanino y del país.

La degustación Viticultores de San Juan, cuenta con el apoyo del Museo Santiago Graffigna, ubicado en calle Colón 1342 Norte de la Cámara de Bodegueros de la Provincia y el Ministerio de Producción de San Juan.

Viticultores de San Juan es una degustación técnica que incluye los valles de Pedernal, Calingasta, Zonda, Tulum, Iglesia y Ullum.

Juan Carlos Hidalgo, director de Desarrollo Vitivinícola del Gobierno de San Juan.

“Fundamentalmente esto tiene que ver con la unión de nuestros viticultores. Nuestro objetivo es trabajar en forma unida con todas las cámaras, bodegas, enólogos, para poner en valor la calidad de los vinos sanjuaninos”, aseguró Juan Carlos Hidalgo, director de Desarrollo Vitivinícola del Gobierno de San Juan.

“Ahora nuestra misión es difundir y poner a San Juan en el lugar que le corresponde y alineado con el peso que tiene dentro de la industria vitivinícola nacional”, agregó el funcionario.

Mauricio Colomé, presidente de la Cámara de Bodegueros de San Juan

Por otro lado, Mauricio Colomé, presidente de la Cámara de Bodegueros de San Juan, adelantó que “hace mucho tiempo que en la provincia se está trabajando muy bien, desde los viñedos, las bodegas y los técnicos, de una manera excepcional. San Juan está en un momento histórico por la cantidad de marcas, varietales, zonas vitivinícolas y el fraccionamiento de sus vinos, como nunca había ocurrido”.

“Tenemos una diversidad de regiones que son dignas de hacer conocer, esto es sin dudas una propuesta de valor que tiene San Juan, nunca antes vista. Esta próxima reunión Viticultores de San Juan es propicia para dar a conocer nuestras zonas y valles, como también para que los técnicos compartan sus experiencias y opiniones. Es un momento histórico”, concluyó Mauricio Colomé.

En cuanto a la labor que continúa realizando Caminos del Vino, esta es la segunda zona vitivinícola dentro del calendario 2024 de la productora, que, como todos los años, también explora regiones y proyectos con el fin de investigar, conocer y difundir más el vino argentino, esforzándose en su comunicación desde cada rincón del país.

La agenda sigue con Patagonia, en mayo; Tandil con productores de la Provincia de Buenos Aires, en junio. Luego en Mendoza, con la segunda edición del Pinot Noir; y este año con la celebración especial de las 10 ediciones del Concurso Nacional de Vinos The Winemakers. Y como cierre del 2024, una nueva edición del clásico evento de espumantes Ruta de Las Burbujas. 

Más información “Viticultores de San Juan”

Lugar: Museo Santiago Graffigna. Calle Colón 1342 Norte. San Juan.

Fecha: viernes 26 de abril – Horarios: de 9.30 a 13 horas. Degustación y debate.

Almuerzo de camaradería: 13.15 horas.

Modalidad de degustación: No es cata a ciegas.  

Participantes: enólogos e ingenieros agrónomos

Inscripción: info@caminosdelvino.com  

Auspician: Grupo Altasur – Vinentions – AEB Argentina.

Media Partner: El Descorche Diario y Caminos del Vino.

Contacto para notas: Jorge Cabrera (+54 9 261 610 – 1542)

Por cuarto año consecutivo, Susana Balbo se suma a la concientización sobre la prevención del cáncer de mama en el marco de la campaña Octubre Rosa. Durante todo el mes de octubre, con la venta de cada botella de CRIOS Rosé de Malbec 2023, la bodega de la primera enóloga argentina colabora con la causa a través de una donación a la organización sin fines de lucro FundaVita.

CRIOS Rosé de Malbec se presenta con una etiqueta diseñada especialmente para Octubre Rosa la cual, desde la edición pasada, incorpora el corazón, elemento mínimo del código marcario de la bodega que conecta con dos de sus valores fundamentales: el amor y el compromiso. La etiqueta es de venta exclusiva durante la campaña con el fin de captar la atención, proponiendo un disparador para tomar conciencia sobre la importancia de la prevención con los controles anuales básicos.

“Estamos orgullosos de poder colaborar con esta causa. Al haber sido fundados por la primera mujer enóloga de la argentina, sentimos que todas las problemáticas relacionadas a la mujer son de nuestro interés”, afirma Ana Lovaglio Balbo, directora de marketing de la bodega. “En esta campaña de Octubre Rosa nos sumamos a una temática muy relevante como es la salud femenina. Además, tenemos el agrado de colaborar con un vino perteneciente a una de las categorías en las que más nos diferenciamos como productores y de las que más nos gusta: los rosados y blancos. Nuestro Crios Rosé of Malbec durante este mes lleva una etiqueta que diseñamos para resaltar el mensaje y compromiso con la campaña

Desde los inicios de esta iniciativa de la bodega Susana Balbo, la recaudación fue destinada a las diversas actividades que realiza FundaVita. La campaña Octubre Rosa fue un soporte importante durante el año de la pandemia para que la fundación cumpla con su misión brindando su ayuda a los hospitales públicos de la provincia. Además, la ONG invirtió en insumos -prótesis, talleres de recreación, entre otros-.

FundaVita trabaja en la prevención, en el apoyo a la investigación del cáncer y en el acompañamiento de pacientes oncológicos desde 1995. Bajo el lema ‘Saber te enlaza a la vida’, la ONG dedica el mes de Octubre a la comunicación y concientización sobre formas de prevenir el cáncer de mama. “Es la principal causa de muerte oncológica en la mujer y, detectado a tiempo, puede curarse”, aseguran.

Desde 2017, Susana Balbo realiza esta experiencia en Brasil, colaborando con la ONG União e Apoio no Combate ao Câncer de Mama (UNACCAM). Consultora Umami, Gran Casa y Redigram, distribuidoras de los vinos de la bodega en diferentes puntos del país, y la cadena de vinotecas Enogarage se sumaron a la iniciativa y estarán contribuyendo con la venta de CRIOS Rosé de Malbec.

CRIOS es la línea de vinos jóvenes que nació como una expresión de amor y dedicación de Susana Balbo hacia sus hijos, quienes hoy trabajan en la bodega familiar. CRIOS Rosé de Malbec es el rosado de la línea elaborado con uvas provenientes del Valle de Uco; un vino de color tenue, tipo piel cebolla, como los que hoy marcan tendencia.

La línea CRIOS se completa con: CRIOS Malbec, CRIOS Cabernet Sauvignon, CRIOS Red Blend, CRIOS Torrontés, CRIOS Chardonnay y CRIOS Dulce Natural .

CRIOS Rosé de Malbec 2023 tiene un precio sugerido de $4.454 en vinotecas y en la tienda online de Susana Balbo. @susanabalbowines

El restaurante está ubicado en el corazón de la Finca Los Arbolitos, un viñedo icónico de casi trescientas hectáreas en el corazón de Los Chacayes. Se trata de una de las prestigiosas zonas vitivinícolas del Valle de Uco, con la Cordillera de los Andes brindando un marco natural único e imponente. Hornero llega con el objetivo de convertirse en un referente de la gastronomía de la región y de complementar el desarrollo hotelero e inmobiliario de La Morada Life.

El eje de la propuesta gastronómica gira en torno a los hornos, protagonistas indiscutidos de la cocina de Mendoza. Este método de cocción es ideal para trabajar con productos frescos, sabores locales y preparaciones simples, tanto con platos salados como dulces. En Hornero se construyeron -especialmente y a medida- dos hornos a leña que permiten alcanzar distintas temperaturas de manera simultánea:  más fuerte para fuegos cortos, y menor para aquellos platos que requieren cocciones más suaves y prolongadas.

“Las mejores experiencias y conversaciones suceden en torno a una mesa bien servida. Queremos que Hornero sea ese lugar de encuentro descontracturado, para disfrutar con amigos y familia y que pueda visitarse cotidianamente. Por eso, la carta está diseñada con opciones para compartir, elaboradas en su mayoría en el horno a leña”, comenta Edward Holloway, creador de la cocina de Hornero. Radicado ahora en Mendoza, forjó su experiencia en Jöhri’s Talvo, restaurante suizo reconocido con dos estrellas Michelin, para luego consagrarse en dos prestigiosos proyectos gastronómicos como Butterfly (Bariloche) y Uco, de Fierro Hotel (Buenos Aires), foto principal.

La carta guarda un lugar importante para fiambres y embutidos nacionales e importados, para los cuales se restauró una antigua cortadora Berkel de los años sesenta. Entre los platos diseñados por Holloway se destacan también las empanadas de chivo y queso de cabra, los langostinos enteros a la chapa con huancaína y la ceja ahumada con ajos confitados y salvia. En cuanto a los postres, el crumble con frutas de estación, tomillo y torrontés y los helados de elaboración propia. El programa de bebidas ofrece una larga y surtida barra enfocada en coctelería clásica y destilados de alta gama, que invita a disfrutar de un aperitivo mientras se contempla la puesta del sol sobre los Andes o un digestivo después de comer; y una impactante cava subterránea climatizada, con capacidad para más de doce mil botellas atesora vinos incunables, curiosidades y clásicos para todos los gustos.

«Nuestra cava es un homenaje a los grandes vinos que Argentina produce. Por supuesto que hay un foco en la IG Los Chacayes y el Valle de Uco, ya que trabajamos codo a codo con nuestros vecinos. Pero también queremos honrar el trabajo de los viñateros del resto del país, por lo que seleccionamos meticulosamente etiquetas que provienen desde Chubut hasta Jujuy», anticipa Andrés Rosberg, ex presidente de la Asociación de la Sommellerie Internacional y sommelier ejecutivo del restaurante (foto superior).

Hornero abre de jueves a domingo al mediodía y los viernes y sábados por la noche, sólo con reserva previa.

Menú Hornero

Todos los platos principales salen del horno a leña. Los acompañamientos se piden por separado.  Y desde Hornero, recomiendan un plato y un acompañamiento por persona. La propuesta incluye  jamones seleccionados que se cortan en el momento con una máquina Berkel antigua, y son acompañados de Panigacci y tomate rallado de Valle de Uco. Y algunas sugerencias como principales y para compartir son: Cabra y Cabra – Chivito braseado, queso de cabra, aceitunas, tomate asado, tomillo o Vaca y Vaca – Carne de ternera cortada a cuchillo y suave queso azul.  Por último al momento de los postres la casa ofrece Crumble de temporada con helado a elección (horneado en el momento, espera de 15 minutos), para compartir entre dos personas, entre otras opciones.

Hornero – Dirección: Calle La Siesta, Los Chacayes Tunuyán – Reservas: +54 9 2613 30-6000

La nueva experiencia gastronómica está ubicada a los pies de los viñedos que tiene Norton en Mendoza con las mejores vistas al Cordón del Plata. Para el 14 de febrero, tendrá un menú especial para celebrar el amor a través de una serie de opciones que incluirá tablas de quesos, hamburguesas de cordero y una selección de los mejores espumantes de la bodega.

Esta iniciativa culinaria se suma a la propuesta de “La Vid Terraza”, abierta al público todos los días con sus menús de 4 y 5 pasos con vinos de Alta Gama.

Con una propuesta relajada y descontracturada que combina la cocina de autor, los fuegos y la naturaleza, rodeado de viñedos, Norton Garden presenta su menú especial para disfrutar el 14 de febrero, de 19 a 23hs de los mejores vinos de Bodega Norton en un atardecer al aire libre.

Desde $6700 por persona, el menú de San Valentín estará a cargo del flamante chef ejecutivo Santiago Maestre, quien lleva adelante la gastronomía de Norton. La misma se basa en una cocina inspirada y basada en exclusivos ingredientes regionales, para destacar los sabores más autóctonos de la zona de Luján de Cuyo.

Con esta nueva propuesta, la bodega ofrece opciones gourmet a las brasas en las que son protagonistas el cordero, la tapa de asado y hongos marinados, entre otros, donde se ponderan los fuegos y el aire libre para disfrutar del maravilloso entorno que posee Norton a los pies de sus viñedos, acompañado por vinos creados por su multipremiado enólogo, David Bonomi.

SOBRE NORTON GARDEN

Este espacio abrirá durante toda la temporada de verano y las reservas se realizarán a través de la plataforma online https://wineobs.com.ar/mro/norton

  • Almuerzos de 12:00 a 17:00 hs.
  • After Office de 18:00 a 23:00 hs.

La experiencia incluye también un WINE TRUCK donde se podrán disfrutar de Wine Flights (degustaciones de distintas líneas de vinos de Bodega Norton) y tragos de autor, como así también venta directa de vinos.

“Queremos brindar una experiencia gastronómica al aire libre que permita a nuestros visitantes disfrutar los mejores vinos de Norton en un entorno único. Somos una de las bodegas que cuenta con el privilegio de apreciar los atardeceres más imponentes a los pies de la montaña y queremos brindar la posibilidad a todos de que lo disfruten. Estamos muy contentos de poder ofrecer esta experiencia conectando los vinos, la gastronomía y la naturaleza”, expresó Laura Serra, Gerente de Turismo & Hospitalidad de Norton.

Los jardines de Norton fueron diseñados por el reconocido paisajista y arquitecto Carlos Thays, y en línea con la visión de su Presidente y CEO, Michael Halstrick – perteneciente a la familia Swarovski– esta experiencia busca abrir las puertas a los visitantes al impactante entorno natural de Norton rodeado de viñedos centenarios junto a los mejores vinos y una gastronomía de excelencia.

OTRAS ACTIVIDADES

La bodega seguirá contando con sus experiencias enoturísticas para esta temporada, invitando a disfrutar unas vacaciones entre viñedos y montañas. Entre ellas se destacan los BIKE TOURS, para disfrutar un recorrido en bicicleta recorriendo los viñedos más antiguos de Norton con la mejor vista a la montaña; y la EXPERIENCIA MALBEC, visita completa por los interiores de la bodega recorriendo su historia, visitando desde su Cava Histórica – se trata de la cava subterránea más antigua del país, donde descansan los vinos más añejos de la Argentina. Es una de las más imponentes de Sudamérica ya que cuenta con capacidad para unas 500.000 botellas–, salas de fermentación, salas de barricas, hasta la Casa Norton y su jardín centenario donde vivió originariamente la familia fundadora.

Además, la bodega cuenta también con otras experiencias como CREA TU PROPIO VINO y diversas DEGUSTACIONES que pueden reservarse a través de su plataforma de reservas online.

_____________________________________________________________________

Sobre Bodega Norton. Es una de las bodegas líderes y de mayor trayectoria de Argentina. Fundada en 1895 en Luján de Cuyo, Mendoza, cuenta con más de 127 cosechas y tiene presencia en más de 70 países alrededor del mundo. Su Presidente y CEO Michael Halstrick, miembro de la familia Swarovski lleva adelante el liderazgo de la bodega desde 1991. Su multipremiado enólogo, David Bonomi, fue reconocido en el 2021 como “Enólogo del Año” de Argentina por Tim Atkin, el renombrado crítico internacional de vinos. La reconocida calidad y amplia gama de vinos de la bodega, son el fruto del trabajo de excelencia en el viñedo y en la elaboración del vino a través de una constante innovación y búsqueda de nuevos horizontes.

Día internacional del Cabernet Sauvignon

La reina de las tintas es una uva que permite crear vinos de increíble potencial. Bodega Lagarde lleva años de investigación y trabajo para descubrir las características que esta cepa posee.

Si bien esta uva es originaria de Burdeos (Francia), la idea de celebrarla mundialmente surgió en California (Estados Unidos) y se expandió a todas partes gracias a su popularidad entre consumidores de diferentes nacionalidades.

Los viñedos de Cabernet Sauvignon de Lagarde están en las principales zonas vitivinícolas de Mendoza y son cosechados de forma manual. Los vinos elaborados con estas uvas son un fiel reflejo de terruños tan variados y ricos, como los de Luján de Cuyo y Valle de Uco.

A lo largo de 125 años, los enólogos de la bodega han creado Cabernet emblemáticos, entre los que se destacan grandes ejemplares de las diferentes líneas, tal es el caso de Henry 1990 y 2017 o Primeras Viñas 2013 y 2014.

Lagarde siempre se destacó como productora de Cabernet Sauvignon con gran potencial de guarda, cada botella va ganando nuevas características con el paso de los años y eso hace que los vinos de Lagarde tengan un interesante bouquet para descubrir.

Actualmente, en su portfolio de cosechas vigentes cuentan con Lagarde Cabernet Sauvignon 2021 (Venta sugerida al público $1.900), Primeras Viñas Cabernet Sauvignon 2018 (Venta sugerida al público $10.000).

Este Día del Cabernet Sauvignon, Lagarde ofrece a los amantes del vino la oportunidad de probar décadas de tradición vitivinícola. Cosechas actuales y antiguas de este gran varietal pueden ser encontradas en su tienda virtual www.tienda.lagarde.com.ar.

Acerca de Bodega Lagarde

Con 125 años de vida, Lagarde es una de las primeras bodegas fundadas en Mendoza por aquellos visionarios que llevaron la vitivinicultura a la región de Cuyo. Empujada y liderada por la visión de la tercera generación de la familia Pescarmona, Sofía y Lucila, la bodega ha recorrido un incesante camino posicionándose como un referente en vinos frescos, elegantes y con carácter, ideados para ser maridados con gastronomía.

Tres Medallas de Platino y 97 puntos para Vinos de La Luz por sus Callejón del Crimen Blend de Terroirs Malbec 2019; Callejón del Crimen Single Vineyard Gualtallary Malbec 2019 y Relatos del Callejón Malbec 2020, convierten a la bodega ubicada en Valle de Uco, provincia de Mendoza, en la única bodega del mundo que recibe tres medallas de Platino en los DECANTER WORLD WINE AWARDS 2022.

A su vez sus vinos Gran Callejón de Crimen Winemaker Selection 2017, Callejón del Crimen Gran Reserva Malbec 2018, Iluminado Vinos de La Luz Paraje Altamira Malbec 2016 y Episodio del Callejón 2021 han obtenido 4 Medallas de Plata.

Vinos de La Luz ha obtenido triple Medalla de Platino y 97 puntos en los Decanter World Wine Awards 2022 para sus vinos Callejón del Crimen Blend de Terroirs Malbec 2019, Callejón del Crimen Single Vineyard Gualtallary Malbec 2019 y Relatos del Callejón Malbec 2020.

Los tres vinos proceden de viñedos del Valle de Uco (Mendoza), donde se encuentra la bodega. Actualmente cuenta con 106 hectáreas propias distribuidas en 4 viñedos excepcionales: Gualtallary, Paraje Altamira, Vista Flores, y Pampa el Cepillo, donde año tras año elabora poco más de 500.000 litros.

Desde sus inicios el equipo de Vinos de La Luz, dirigido por el enólogo mendocino Pablo Navarrete, tuvo un fuerte compromiso con la exploración profunda de las distintas características del Valle de Uco  y fruto de ello es Blend de Terroirs, la línea que mejor representa su diversidad geográfica. Este monovarietal está elaborado con Malbec de sus cuatro fincas: Gualtallary, Vista Flores, Paraje Altamira y Pampa El Cepillo.

“Esta sublime combinación de nuestros terroirs exhibe nuestro compromiso para poner en valor y comunicar la riqueza de los diferentes terruños y expresiones que nos regala el Valle de Uco”, señala Navarrete.

Blend de Terroirs es el hermano mayor de Callejón del Crimen Single Vineyard Gualtallary Malbec 2019, que nace de uno de los lugares más extremos y apasionantes para el vino argentino a casi de 1.300 msnm. Gualtallary, con un particular suelo calcáreo, pedregoso, aluvial, arenoso y con presencia de canto rodado, es pureza, frescura, jugosidad y hierbas.

Del viñedo de Vista Flores elaboran Relatos del Callejón 2020, con la variedad Malbec, que es la más cultivada en la bodega. Es un vino donde el equipo enológico ha querido expresar y embotellar este varietal de altura. Con 8 meses de paso por barrica de roble francés es un vino fresco, sutil y elegante que con su nombre mantiene viva la memoria de los personajes que inspiraron el nacimiento de la bodega.

A las tres medallas de Platino, Vinos de La Luz suma 4 medallas de Plata para los vinos Callejón del Crimen Gran Reserva Malbec 2018 (93 puntos), Gran Callejón del Crimen Winemaker Selection 2017 (93 puntos), Iluminado Vinos de La Luz Paraje Altamira Malbec 2016 (93 puntos) y Episodio del Callejón 2021 (90 puntos).

Precio sugerido en vinotecas (de las etiquetas que están en el mercado argentino):

  • Callejón del Crimen Blend de Terroirs Malbec 2019 (97 pts, medalla de Platino) $4400
  • Callejón del Crimen Single Vineyard Gualtallary Malbec 2019 (97 pts, medalla de Platino) $ 3700
  • Gran Callejón de Crimen Winemaker Selection 2017 (93 pts, medalla de Plata) $5200
  • Callejón del Crimen Gran Reserva Malbec 2018 (93 pts, medalla de Plata) $2750
  • Iluminado Vinos de La Luz Paraje Altamira Malbec 2016 (93 pts, medalla de Plata) $14500

Acerca de VINOS DE LA LUZ

El grupo internacional Vinos de La Luz pertenece a la familia Fernández Núñez y cuenta con bodegas en distintas regiones vitivinícolas del mundo, con marcas propias en cada país: Valle de Uco, Mendoza, Argentina (Callejón del Crimen); Ribera del Duero, Peñafiel, España (Valpincia, Pagos de Valcerracín y Cinema), Montalcino, Italia (Cinema Rosso y Paraíso) y Santa María Valley, California, EEUU, y en todas ellas se produce un vino icono denominado Iluminado Vinos de La Luz, una de cuyas expresiones -Iluminado Paraje Altamira Malbec 2015- recibió la distinción de Best In Show, medalla de Platino y 97 puntos, en Decanter 2019.

Redes sociales:

@callejoncrimen @vinosdelaluz

Emoción y satisfacción son las palabras con la que, Lelia Di Paolo, describe este proyecto que comenzó en homenaje a su papá. La historia se inició desde que él vio en ese terreno de Malargüe la posibilidad de tener sus propias «hileritas de viña» con la cordillera de fondo.

Como pusimos en la etiqueta, mi padre fue una persona hacedora de sueños, que concretaba todo lo que se proponía, y aseguraba que había que vivir la realidad y hacer las cosas bien y de forma sencilla, cuenta Lelia.

Proyecto

Un amigo de Juan (Montanari) mi esposo, nos trajo unas cepas, las plantamos y la viña fue creciendo, pero nunca nos imaginamos llegar a tener tantas hileras. Pasaba el tiempo y cada vez teníamos más fruto, y como acá en Malargüe nadie vinificaba, comíamos las uvas.

Un día Carlos Lalik (enólogo conocido de la familia) se ofreció generosamente a elaborar vino de nuestros viñedos.  A él le parecía toda una experiencia hacer vinos con uvas Malargüe y resolver esa enorme incógnita.

Nos hemos llevado una sorpresa porque nunca fue nuestra intención que se hiciera tan masivo, y nos preguntábamos porque nadie lo había realizado antes. “Yo creo que había una especie de idea arraigada en el pueblo, que impedía que se dieran cuenta de que se podía tener viñedo”.

Me gustaría aclarar que cuando llegué a Malargüe noté que estaba muy relegado respecto a la provincia, y esto demuestra que también pertenece a Mendoza, y fomentar la vitivinicultura en este departamento nos ha hecho sentir más mendocinos. Esto es muy importante a nivel sentimientos, es un proyecto mucho más emocional que material, y el impacto social ha sido positivo, hay que cuidarlo mucho y no generar falsas expectativas.

Lelia Di Paolo y Juan Montanari

Más allá de habernos encontrado frente a una experiencia complicada fue gratificante, hemos recibido muchas muestras de cariño por parte de la población. “Hay que animarse, obviamente acompañado de los especialistas y de la gente que sabe de este rubro”, “La pelota se puso en juego y ahora hay que ver para donde va”.

Primera vinificación

La primera vinificación fue en el 2021 y fue todo un desafío. Primero mandamos una muestra que nos pidió el enólogo, quién nos aconsejó que esperáramos unos días más para que la uva tuviese más grados.  Afortunadamente hubieron días de mucho sol y en dos semanas llegó a su punto óptimo de madurez.

Mandamos 300 kilos y en octubre el enólogo nos avisó que habían salido 110 litros aproximadamente. De los cuales el 50% era Malbec y el otro 50% Bonarda, dato que nos enteramos luego de la inspección del INV (instituto nacional de vitivinicultura).

“Para nosotros es todo nuevo, es un aprendizaje, y nuestro mayor objetivo es que el pueblo de Malargüe se anime a hacerlo” aseguró Lelia.

Clima

Debido a que el clima es muy frío y hay muchas heladas, tenemos hojas recién en noviembre, entonces la cosecha se retrasa un mes con respecto a los otros departamentos. Si bien nosotros comenzamos todo esto como un “hobby”, vamos a seguir evaluando e insistiendo. “Malargüe es un departamento que te enseña mucho a perseverar, las cosas cuestan un poco más que en el resto de la Provincia, el clima y la distancia son dos factores que más influyen”.

Thibaut Delmotte, nació en Borgoña, Francia, y en el año 2004 se viene a vivir a la Argentina (previos viajes por Chile, Perú y Bolivia), donde inmediatamente se incorpora a Bodega Colomé y junto a Mónica, su mujer y socia en Familia Delmotte, formaron su familia, y hoy tienen dos hijos, Sofía de 9 años y Esteban de 7.

En aquellos primeros años de adaptación, al joven Thibaut se le ocurrió sumarse como número cinco al equipo de fútbol de la bodega, “el Gringo” cómo lo llamaban sus compañeros, sabía que lo tenía que dejar todo en la cancha y con esfuerzo y “entrenamiento” comenzó a ser una pieza clave a la hora de la recuperación de pelota, con un perfil más rústico que habilidoso, pero siempre con mucho entusiasmo. Y así, con mucha simpleza, se fue integrando a esa nueva cultura que hoy no abandona por nada del mundo.

Por Jorge Cabrera

Cuatro viñedos, cuatro alturas

La bodega fundada en el año 1831, y considerada la más antigua en funcionamiento en Argentina está ubicada en el alto Valle Calchaquí (Provincia de Salta), y cuenta con 150 hectáreas de viñedos, repartidos en cuatro terruños con diferentes alturas.

En primer lugar, tenemos once hectáreas ubicadas en Cafayate a 1.700 m de altura, Finca La Brava, donde obtenemos vinos con buena madurez y taninos más suaves (como es el caso del Torrontés), debido a que es un lugar cálido.

Por otro lado, encontramos el viñedo Colomé que es el corazón de nuestra empresa, contiene 70 hectáreas a 2.300 m de altura. Este cuenta con un suelo más arcilloso, lo cual ayuda a guardar frescura y aportar volumen al vino.

También contamos con 45 hectáreas en Payogasta, en una finca llamada El Arenal, a 2.600 m de altura. Allí, encontramos vinos muy frutados debido al suelo arenoso, sumado a la complejidad que le aporta la altura en cuanto a la concentración de taninos y notas florales. Aquí podríamos destacar el Single Vineyard

Y, por último, contamos con el primer viñedo plantado a más de 3.000 m de altura (considerado el viñedo más alto del mundo durante años).

En Altura Máxima, encontramos un suelo y una finca totalmente distinta, y si bien ya tenemos mucha experiencia, esto fue todo un desafío. Aprendimos y crecimos mucho, pero tuvimos que repensar todo, y realizarlo a base de prueba y error.

De aquí surge un vino totalmente distinto que es nuestro icono en Altura Máxima, un 100% Malbec, con un tipo de suelo complejo, arenoso, y con un 65 % de grava y piedras calcáreas, en las 24 hectáreas plantadas. Acá tenemos un clima frío, donde la influencia de la altura y la amplitud térmica aportan mayor frescura y elegancia a los vinos

Aprendizaje

Antes de llegar a Argentina, trabajé mucho sobre el tema terroir, además de enfocarme en el Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Petit Verdot, Merlot y Malbec. También aprendí sobre el arte del corte, algo que fue muy importante porque cuando llegué acá, me ayudó mucho en las fincas con terruños distintos a los que estaba acostumbrado.

Adaptación

No me llevó mucho tiempo adaptarme, el primer año ya entendí que era todo distinto. Llegué de Francia con la teoría de elaboración de allá, la cual consiste en bastante madurez, mucha extracción, remontaje y temperaturas altas. Luego me di cuenta que acá, que toda esa extracción se produce naturalmente, y que el vino es una “bestia” de taninos y de concentración.

Hay que tener en cuenta que desde el año 2000 hubo mucha influencia americana, enfocada en la madurez y la madera, y es cierto que me llevó un tiempo deshacerme de esa costumbre e imponer un poco la frescura. Desde el año 2005 al 2010, estuve elaborando más el estilo americano, y si bien a la madera la dejé bastante rápido, el tema de la madurez quedó un buen tiempo acompañándonos.

«Si bien para mí la madurez es excelente, nos dimos cuenta que cuando empezábamos a producir en los viñedos de más altura, obteníamos una mejor expresión del vino si lo cosechamos antes». 

Trabajo en el viñedo

Cuando plantamos en el Alto Valle no teníamos ninguna referencia, tuvimos que hacer prueba y error. Realizamos muchos ensayos de deshoje y nos dimos cuenta, particularmente en el Malbec, que no necesita deshoje. Acá arriba es al revés, mientras más deshoje, más deshidratación de la fruta.

Probamos con el deshoje y la madurez era más rápida, pero sentimos que el vino no se expresaba tan bien. Después hicimos muchas pruebas de rendimiento, desde muy bajo, hasta muy alto. En el muy bajo nos dimos cuenta que es demasiado concentrado y en el muy alto se diluye y no madura. Llegamos a la conclusión de que entonces había que encontrar un promedio de 7.000 kilos por hectáreas.

El riego es muy importante porque no llueve mucho, es muy sano, no tenemos ninguna enfermedad, pero necesitamos regar, y el riego nos indica qué camino tomar.

“Equilibro es la palabra indicada para lograr un buen vino”, no solamente acá, sino también en todas las partes del mundo. Y para lograr una alta calidad “mucha observación”. Si bien hay maneras científicas de medir la evapotranspiración, al final del día hay que caminar por el campo y ver que te dice la planta. 

Aparte, para tener un mejor trabajo, usamos abono natural, tenemos una granja propia donde producimos ese abono y el compost.  El guano lo mezclamos con los residuos de la bodega, lo fermentamos y hacemos un compost que nos aporta mucha vida al suelo, son nutrientes naturales y es el mejor abono porque es equilibrado naturalmente.

 Las novedades de Colomé

El tiempo nos sirvió para entender mejor cada terruño y nos animamos a lanzar el Single Vineyard. Pero el mejor resumen y embajador del Valle Calchaquí y de Colomé, es él Estate, un Blend de los 4 terruños.

En marzo 2021 lanzamos el Arenal Single Vineyard, proveniente de un viñedo que descubrió el dueño a fines de los 90. Supuestamente era un sitio en el que no se podía plantar porque no había agua, pero después de un arduo trabajo logró conseguirlo y hoy tenemos 25 hectáreas plantadas en ese lugar.

Arenal Single Vineyard

Al principio ni el Malbec nos gustaba demasiado, porque todavía pensábamos en madurarlo bien y cosecharlo tarde, teníamos alcohol muy alto con tanino rústico, y nos costaba integrarlo en los cortes de Colomé. Podría decirte que entre el 2009 y 2010 empezamos a encontrarle la vuelta, nos enfocándonos en encontrarle el equilibrio.  Adelantamos un poco la fecha de cosecha, y también modificamos el trabajo de bodega.

La primera añada del Arenal Single Vineyard es la 2019, que, si bien se realiza en un suelo arenoso, (el cual a veces tiene un poco de “mala fama” en el mundo del vino), la altura nos permite salir de esas características, y entran en juego otras complejidades.

Es un vino muy frutado (fruta roja y fruta negra), con notas florales, mucha violeta, y hasta un poquito de tierra mojada y grafito. Todo esto va acompañado de una nota de madera, pero sin dominarlo, y en boca entra la fruta con mucha acidez.

Del Colomé Reserva, al Colomé 1831

En Colomé hay 70 hectáreas, pero cuando Donald y Úrsula Hess compran la bodega en 2001, contaba con 8 hectáreas que aún existen, un viñedo muy antiguo de aproximadamente 150 años.  Úrsula Hess, quien era la dueña en ese momento, viajó a Francia a buscar plantas, ya que Colomé era Criolla y Torrontés, y así sumó dos uvas tintas, el Malbec y Cabernet Sauvignon.

Durante años esta uva se elaboraba haciendo un corte que se llama el Colomé Reserva, un estilo maduro y con mucha madera. Con el tiempo notamos un cansancio por parte del público y decidimos sacarlo. Desde entonces empezó una nueva línea que se llama 1831, la cual lanzamos en el año 2015 con un Malbec (vino cosechando un mes antes de lo que solíamos hacerlo).

Y finalmente en el 2019 nos animamos a hacer el Cabernet Sauvignon. Fue un proceso en el que tuve que olvidarme de lo que me habían enseñado los enólogos americanos, ya que ellos tenían el concepto de que el Cabernet del Valle era demasiado verde.

En cuanto a la madera son 12 meses en barricas bastantes nuevas, ya que ayuda a integrar mejor la pirazina (compuestos orgánicos aromáticos que frecuentemente encontramos en el vino).

¿Hay algo nuevo que estés planeando a futuro?

En estos meses vamos a lanzar altura máxima en Sauvignon Blanc, y altura máxima en Pinot Noir, que, si bien ya los veníamos elaborando, los queremos jerarquizar y crearles una nueva etiqueta.

Para el caso del Pinot Noir, vamos a refrescar un poco su estilo, generando una cosecha más temprana, con el racimo entero y buscando una linda expresión de la fruta. En cuanto al Sauvignon Blanc realizaremos una combinación de acero inoxidable con madera, para tener una expresión típica con mucha fruta blanca y algo de cítrico.

El paso por la madera del Sauvignon Blanc consiste en un 80% en tanque (dos meses donde ponemos la borra en suspensión), y un 20% en barrica, fermentación y crianza de 6 meses.

Familia Delmotte

Este es el proyecto que Thibaut y Mónica construyeron después de muchos años de trabajo y de conocer los viñedos de Salta. Tienen dos presentaciones el Thibaut Delmotte Malbec Natural y el Thibaut Delmotte Malbec Clásico (con paso por barrica). En la foto elegimos el natural, fue uno de los vinos que más nos gustó de nuestro viaje al norte argentino.

Este es el Thibaut Delmotte Malbec Natural, proviene de un viñedo de la localidad de Payogasta a 2600msnm. Es un vino con mucho color, buena estructura tánica, y sin filtrar, fermentado en huevos de cemento sin madera y lo más importante sin sulfitos, por la cantidad de antocianos sí se puede guardar un par de años.  vino natural sin intervención en el viñedo color intenso aroma frutado fruta roja, suabe y de taninos redondos. Este es su emprendimiento familia que con el acompañamiento de Larissa y Christoph Ehrbar propietarios de Grupo, junto a su esposa Mónica. 

 

En nuestra primera gira del año, visitamos en San Rafael a Bodegas Bianchi, con la idea de conocer el trabajo en viñedos, suelos y zonas que su equipo viene realizando desde hace cinco años, con Silvio Alberto, Gerente de Enología y Agronomía de la casa, como responsable. También conversamos sobre la cosecha 2022 y aprovechando que Silvio regresaba de EEUU llegamos con la charla hasta el exigente comprador de vinos de ese mercado.

Por Jorge Cabrera

Cosecha 2022  

Este año la cosecha se viene planteando con muchos desafíos, además de la calidad, se presenta también el debate del precio y las exigencias por las uvas blancas, disputa que se empezó a ver desde el año pasado.

Las condiciones de plazo, los pagos y el precio, son factores que muchas veces terminan, en primer lugar ocasionando problemas de gran magnitud, sobre todo, porque algunas bodegas generan una expectativa que al momento de la venta, no pueden cumplir. En un país como la Argentina, que presenta una gran tasa de inflación, está claro que todo aumenta constantemente, provocando, que en algunos casos, el consumidor no pueda acceder a la compra de algunas etiquetas.

Los blancos como el Chardonnay y el Viognier vienen muy bien, con una acidez y frescura increíbles.

En cuanto al clima, Silvio nos cuenta que ha sido un año extremadamente lluvioso, hemos tenido en 3 días casi 100 mm de lluvia en el Valle de Uco, cuando la media anual es de 200 mm, logrando casi la media anual en cuatro días.

En nuestro caso, venimos con una sanidad impecable, ya que hacemos un manejo vitícola que prepara el viñedo para que soporte las grandes lluvias y una humedad elevada, afirma Silvio. A finales de enero comenzamos con la campaña de los vinos base para espumantes, como es el Chardonnay y el Pinot Noir. Hoy podría asegurar que tenemos un potencial de fruta espectacular, incluso mejor que la del año anterior,  posee una muy buena acidez, es refrescante y equilibrado, y creo que hasta ahora marchan muy bien las variedades tintas, las cuales empezaremos a producir a finales o mediados de marzo.

Si bien todavía no podemos probar nada, en el  Valle de Uco y en San Rafael, la sanidad se ve muy bien encaminada y con un buen desarrollo del viñedo, hemos logrado tener canopias bien altas, que nos permitirá  una buena maduración polifenólica.

No es casualidad que para esta foto Silvio eligiera un Bianchi Particular Cabernet Franc (ampliaremos)

Las heladas tardías que tuvimos en el mes de octubre y noviembre, provocaron un corrimiento en alguna de las variedades y que afectaro el envero (transición entre el crecimiento de la uva y su maduración). No ha sido un envero parejo, en el caso  de las gamas altas y las uvas icono, y es ahí donde nosotros estamos prestando mucha atención para hacer algún raleo de racimo (técnica consiste en eliminar algunos de los racimos de fructificación inmaduros, cuando la producción es demasiado grande y la planta no puede permitírselo, lo que hace que la calidad de las uvas disminuyan). Los blancos como el Chardonnay y el Viognier vienen muy bien, con una acidez y frescura increíbles.

Análisis de microzona, zona y suelo

Este ha sido un trabajo de cinco años, que nos ha permitido tener algunas zonificaciones claras, incluso dentro del propio viñedo, tenemos imágenes de NDVI ( Índice de Vegetación de Diferencia Normalizada) brindándonos información sobre varios factores. Han sido largos años de mucho trabajo, donde hemos tenido que degustar y analizar, proceso que luego  nos ha llevado a alcanzar el éxito. 

En el caso de San Rafael la experiencia y los estudios han permitido diferenciar e identificar de qué zonas es mejor extraer las líneas varietales. Por otro lado, hemos presentado estudios que facilitan al productor seber donde está situado, y a que linea varietal aspirar.
Consumidor

Después de dos años pudimos regresar a Estados Unidos, uno de los mercados más importantes para nosotros, y fue muy gratificante ya que a todos los lugares a los que llevamos el espumante lo pudimos vender, gracias su  la relación precio calidad.

Ofrecimos productos como el Chardonnay Famiglia, un vino distinto al que están acostumbrados a consumir los americanos, ya que tienen un estilo de Chardonnay de Napa, un vino de pura madera, y más cremoso, y nosotros propusimos un vino con mucha acidez, refrescante, y con una  mezcla entre lo cítrico y lo tropical.

“Me dio mucha satisfacción que nos recalquen que el Cabernet Sauvignon (producido 100% en San Rafael) presenta una increíble relación en cuanto a precio calidad comparado con el de Napa, y para que un americano te diga esto es porque realmente lo siente”.

Silvio cierra la nota con esta reflexión: Si bien el enólogo siempre sabe lo que está haciendo, es necesario que el consumidor te lo valide, hay que evitar caer en el “pecado” de si a mi me gusta, a todos les tiene que gustar.

https://www.bodegasbianchi.com.ar/

Agradecimiento: Grupo AltasurArpex ArgentinaVinventios ArgentinaVelo Argentina

Para conocer a fondo la uva torrontés y todas sus características, Caminos Del Vino llegó a Cooperativa La Riojana (La Rioja) y fue el ingeniero Rodolfo Griguol quien -en una extensa charla- explica de qué hablamos cuando hablamos de esta cepa emblemática de esta provincia argentina.

 

¿Cuántos tipos de torrontés existen hoy en Argentina?

Primero y principal, torrontés riojano hay uno solo que, de acuerdo a los estudios genéticos que se hicieron en Davis, es la cruza en forma natural de los moscateles de Alejandría con la variedad criolla chica.

Pero cambia su expresión según lugar de cultivo….

El torrontés riojano, de acuerdo a que esté implantado en Salta, Catamarca o La Rioja, va a ir cambiando porque tiene una expresión genotípica y una fenotípica que le va a dar las características del lugar.

 

Dentro del torrontés que elaboramos en la zona, teniendo en cuenta distintas etapas de la maduración, distintos microclimas de la región y distintas formas de elaborarlo, podemos obtener diferentes tipos de torrontés riojano que van desde los que tienen notas cítricas (son los que se logran cuando uno anticipa la cosecha); luego, seguimos con los que tienen notas a frutos blancos (ananá, durazno, toque de melón); después, hay otros con notas más hacia los frutos tropicales (membrillos, mangos) a medida que vamos subiendo la madurez.

 

A esto le tenemos que sumar que pueden o no tener el carácter floral típico del torrontés riojano que está dado por los azahares, cáscara de naranja, rosas, y también el torrontés típico con sus notas vegetales, como rudas y otras notas herbáceas.

¿Cómo ha sido la evolución del torrontés?

 

Cuando yo empecé a trabajar en la bodega, en 1984, el torrontés era una variedad muy aromática; ha llegado a empalagar incluso; un vino con su típico color dorado con notas rústicas. Cuando vimos ese tipo de vino quisimos saber cómo lográbamos un vino de mayor calidad; y ahí empezamos a trabajar.

 

Primero, estudiamos las distintas zonas de las que venía el torrontés y vimos que, independientemente de la zona, las características típicas estaban. Empezamos a analizar su elaboración: cómo mejorar la tecnología, los procesos, hasta llegar a la clarificación del mosto por frío y control de temperatura en fermentación. Esto hizo que esa intensidad aromática que tenía disminuyera un poco. Pero no lográbamos obtener ese vino delicado, un torrontés que a uno lo sorprenda.

 

Entonces, entre 1995 y 1996, trabajamos con la prueba de levaduras seleccionadas y ahí fue cuando elaboramos un muy buen vino. Había dejado de tener notas rústicas, de tener potencia aromática fuerte. Logramos un excelente vino, pero no tenía las notas típicas del torrontés riojano.

Nosotros queríamos que lo que sentíamos en la uva lo sintiéramos en el vino. Entonces pensamos que si la levadura seleccionada no nos daba calidad y la levadura típica o espontánea nos daba la parte de tipicidad, por qué no buscar en las levaduras que había en la zona si alguna aportaba tipicidad y delicadeza. Así fue que empezamos a aislar levaduras y a hacer fermentaciones monoclonales en torrontés.

 

No lo encontramos ahí y por eso, empezamos a trabajar con levaduras de bodegas. Tuvimos la suerte de que la bodega no había usado levaduras seleccionadas. Así es que, después de repetir 3 años los estudios, aislamos 4 clones de levaduras que eran los más significativos, los que predominaban; por lo tanto, entendíamos que eran los que le conferían las características al vino.

 

Después, los estudiamos en fermentaciones monoclonales y encontramos 2 predominantes; pero, a pesar de que partíamos de un mosto que era aromático, nos daba vinos casi neutros; muy poco aroma. Inclusive, con notas amargas, algo herbáceo. Otro clon nos daba notas a frutos blancos (durazno), pero no teníamos notas cítricas ni florales; otro nos daba muy frutado (notas a rosas, azahares) que nos recordaba al torrontés pero sin notas rústicas. No tenía amargos. Y uno que sabe que el torrontés tiene como tipicidad el amargo.

 

De los 4 clones que aislamos, uno solo cumplía los requisitos ideales: fruta de la uva y el plus de no contener amargor. Hicimos pruebas de fermentación; adicionamos este clon a una fermentación sin hacerle gran limpieza y el vino que obtuvimos había mejorado sus características: era más delicado, sin amargor. Con ese clon se empezó a hacer el vino típico torrontés riojano de la zona.

¿Cuál es el presente del torrontés?

 

En el mercado interno es muy variable. Aumentó la demanda de vino blanco. Hay un pequeño crecimiento de ventas, pero en el exterior hay un crecimiento continuo. Muchas bodegas nos piden torrontés para exportar.

 

En el exterior, el torrontés que hacemos gusta mucho. El problema es venderlo por su nombre. Cuesta muchísimo. Primero porque no se conoce; segundo, es difícil de pronunciar en cualquier idioma. Otro problema que se presenta es la confusión del riojano (argentino) con Rioja de España y, por lo tanto, lo que se hizo fue acompañarlo en corte con otros varietales más conocidos como chardonnay. Hoy hemos logrado imponer muy bien el torrontés/chardonnay.

 ¿Cuál esa característica sobresaliente de este varietal?

 

El torrontés siempre va a potenciar en fruta a cualquier vino blanco. El frutado que tiene esta uva es muy interesante. Siempre va a sumar algo. Es muy difícil tapar un torrontés. Se usa mucho en cortes y les da cierta personalidad a los vinos.