Caminos Gourmet

Patricia Suárez Roggerone, el arte de ofrecer felicidad

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

Cómo definiríamos cocinar para otras personas? Sin dudas es entregar tiempo, está ligado al dar lo mejor, a crear momentos… De esto y de las nuevas propuestas de cocina, conversamos con Patricia Suárez Roggerone, amiga del arte, de la cocina y de los desafíos.

La definición de Patricia

Cocinar para mí es un arte con creatividad que tiene que ver con compartir, tener en cuenta la estacionalidad, el mundo, las experiencias que has vivido, quién sos y básicamente qué es lo que necesita la gente para disfrutar de un momento.

Tiene que ver con la sensibilidad en el compartir y cuando sos profesional también con la técnica, con el producto, con la aparición de nuevos ingredientes que vas incluyendo en todo eso que te gusta. Entonces, aparece el desafío de lo que quiero dar, para qué, qué quiero provocar en el otro y con qué sensación me gustaría que se fuera después de un plato. Esto tiene que ver con un momento y con una palabra muy de moda en las bodegas que llamamos experiencia.

Cocinar para el vino

Siempre ha sido para mí un desafío. Estoy en una bodega con un nombre muy gigante, primero de la mano del gran enólogo Jorge Riccitelli ahora de David Bonomi, entonces para mí el desafío es acompañar a un enólogo que hace muy buenos vinos y tratar de que ese vino se sienta cada vez mejor acompañado. Es un honor y un privilegio para mí como cocinera mendocina trabajar en este contexto de bodega, para el vino, mirar este paisaje de viñedo cómo cambia, y eso me llega a la hora de cocinar”.

Las nuevas propuestas gastronómicas

Ahora tenemos «espacios gastronómicos» donde La Vid sigue siendo nuestra marca de cocina, aunque en lugares diferenciados para que la gente tenga distintas experiencias gastronómicas. La Vid Garden es un espacio que está a la vera del viñedo, a un precio muy accesible ($ 1550). Se trata de un programa y de un servicio más informal acompañado de la línea Reserva. Viene con una picada que no es la tradicional sino que es una comida más étnica que sale en una tabla y que tiene dos pasos: primero la tabla y después un postre, que cambian todas las semanas”.

“Hay otro espacio, que es La Vid Terraza, que es nuestro viejo y querido wine bar que ahora abre las puertas como restaurante y acá tenemos un menú de cinco pasos que cambia estacionalmente y es maridado. Esta propuesta comienza con una amouse-bouche y termina con un café. Ahí vamos eligiendo nuestros vinos de alta gama que queremos mostrar. Tenemos tres opciones para que el visitante elija: con nuestros vinos Reserva ($2400), con la línea Altura ($ 3200) y con nuestros Perdriel ($ 3850). Vos podés elegir con qué líneas querés maridar tus platos”. También ofrecemos un menú de tres pasos infantil ($ 750).

Próximo a abrir está nuestra querida La Vid de siempre, ahora se llamará La Vid Cava, para diferenciarla. En mayo creemos que estará lista para ofrecer carnes y pescados con una carta acotada, pequeña, en la que puedas elegir entre entradas, principales y postres. Es como siempre fue La Vid nada más que desglosada en tres propuestas con precios y espacios diferenciados”.

Las oportunidades

Con más de diez años trabajando en Norton, he visto en las crisis oportunidades y en este caso, ha sido la de probar algo que para nosotros es permanente, como los paisajes, algo que el público nos estaba pidiendo. Hubo que ver qué teníamos y qué podíamos ofrecer, ya que el restaurante es cerrado. Necesitábamos, por el Covid, readaptarnos. La gente se ha sumado a esta nueva propuesta, está feliz con lo que ofrecemos y nosotros también porque estamos hablando de abrir un espacio nuevo, de aprovechar nuestro viejo espacio, de dar una vuelta de rosca y de ofrecer tres tipos de menú de calidad, donde la propuesta es siempre trabajar con la estación, con el producto mendocino, con pequeños productores y seguir con la búsqueda que traemos desde 2008, abriendo el abanico de posibilidades.

Seguramente muchos van a querer volver a probar todos los espacios porque, desde el menú de pasos acompañado por los alta gama, hasta la tabla que tiene un servicio más informal, para sacarse fotos, con vinos frescos, con los niños jugando afuera y una la familia más distendida.

Ahora Norton tiene de todo.

Info: Jueves a domingos de 10 a 17hs – Reservas turismo@norton.com.ar – 54 9 261 3728497

Los comentarios están cerrados